Cubierta modular aire acondicionado

¿Cómo proteger el aire acondicionado en el exterior?

Una de cada tres casas tiene aire acondicionado en España. Sin embargo, la gran mayoría no lleva a cabo un correcto mantenimiento de este electrodoméstico. Nos centramos en la limpieza del aparato interior, dando por hecho que el compresor exterior resistirá a la intemperie, sin verse perjudicado por la exposición al sol, a la lluvia o a las rachas de viento.

Esto no siempre es así. Proteger la unidad exterior del aire acondicionado es fundamental para aumentar la vida útil del aparato y evitar daños en este mismo, reduciendo los costes de mantenimiento. La opción más común suele ser una cubierta para equipos de aire acondicionado o rejilla de ocultación.

Proteger sin reducir la eficiencia

Elegir el tipo de cubierta es crucial para que, además de proteger nuestro equipo, se mantenga la eficiencia del aire acondicionado y la factura de la luz no se vea afectada porque el compresor exterior requiera de más energía para funcionar como lo haría habitualmente. Hay muchas alternativas entre las que elegir, pero debemos tener en cuenta que no todas nos aportarán los mismos beneficios.

Todos los sistemas de climatización requieren de ciertos cuidados al menos una vez al año. Por lo que nuestra cubierta o rejilla de ocultación tendrá que permitir el acceso al compresor fácilmente y dejar el espacio suficiente para que el técnico correspondiente trabaje de manera adecuada. Además, se requiere que cuenten con una ventilación apropiada para el tipo de aparato. Evitando así el sobrecalentamiento, lo que podría dañar nuestro aire acondicionado.

Soluciones prácticas

Desde Das Creativa nos preocupamos porque el compresor exterior de tu aire acondicionado esté protegido de todas las inclemencias meteorológicas a las que pueda verse expuesto. Sin olvidar un punto clave: la estética.

Cubrir el aparato exterior del aire acondicionado no solo será útil a la hora de protegerlo. También contribuirá a que este se camufle en la fachada de tu edificio o entre las plantas de tu jardín. Dejando así atrás la idea de un compresor de aire acondicionado totalmente antiestético.

El diseño de nuestros tapaaires o rejillas de ocultación están específicamente pensados para que ayuden a expulsar el aire caliente del equipo. Lo que aumentará su rendimiento y, de este modo, contribuirá a un mayor ahorro energético.

El material con el que fabricamos nuestras cubiertas, el aluminio, mantiene el equipo externo en las mejores condiciones. Esto permite instalar aires acondicionados en los climas más exigentes sin preocuparnos de que el compresor externo sufra daños estando a la intemperie.

Por lo tanto, nuestros tapaaires te aportarán ciertos beneficios que no te aportarán otro tipo de cubiertas: estética, ahorro energético y protección duradera para tu equipo exterior de aire acondicionado.