Bombas de calor y aerotermia

Los equipos inverters actuales son un importante avance en el área de consumo eléctrico y beneficios. En particular, los equipos de aerotermia y las bombas de calor específicas ya sea para piscinas o para calefacción, compiten con los mejores sistemas de calefacción por combustibles tanto en ahorro como en practicidad.

Los compresores de estos equipos, son ubicados en el exterior como todos los sistemas convencionales  siendo variables su tamaño y situación. El tamaño del compresor, depende de la cantidad de metros cuadrados que deba asistir y de las funciones que se necesiten (si es solo calefacción por ventilación, calefacción por suelo radiante y/o radiadores inclusive el uso de agua sanitaria).

Tanto una bomba de calor sencilla como una aerotérmica tienen un solo inconveniente en el que debemos pensar, el compresor a veces se puede montar en un sitio que lo mantenga a resguardo del viento frío, del rocío y de la lluvia. Esto, en la mayoría de los casos, no es posible. El equipo debe enfrentarse a un clima hostil que merma su eficiencia energética y aumenta su consumo eléctrico. Por lo que se reduce el ahorro de electricidad y al trabajar forzado reduce la vida útil del equipo.

Todo esto sumado pone en riesgo nuestros cálculos de consumo y ahorro, que no serán lo que el técnico instalador nos aseguró en un principio.

 

Hay un ejemplo que puede brindarnos más claridad:  Supongamos un frigorífico normal de uso doméstico cuya función es enfriar, ¿qué pasaría si lo ponemos en el exterior a pleno sol?

Es evidente que a nadie se le ocurre, pues como es de esperar enfriará menos así como a nadie se le ocurre dejarle la puerta abierta. Esto es tan cotidiano, hay tanta experiencia y recomendaciones al respecto que nos queda claro.

¿Pero qué pasa con algo nuevo de lo que no tenemos conocimiento? Pues lo mejor es asesorarse.

Así como un equipo que debe enfriar es conveniente que esté al resguardo del calor extremo, un equipo que está destinado a calentar debemos resguardarlo del frio extremo. Esta es la manera de garantizar que cada equipo trabaje cómodo y dure lo que debe de durar.

¿Qué hacemos entonces con nuestros equipos de aerotermia o nuestras bombas de calor?

Es de vital importancia protegerlos del viento frío, del rocío congelado y de la lluvia mediante una cubierta adecuada.

Si leemos los manuales de estos equipos con detenimiento comprobaremos que el fabricante recomienda ponerlos a resguardo. Si esto no es posible, se deben de proteger ya que no soportan rachas de viento frontales de más de 18 Km por hora o rachas de lluvia frontales que puedan provocar cortocircuitos.

Un equipo protegido con una cubierta específica  que contemple su tamañodisposición función brinda al compresor un ambiente de trabajo controlado a resguardo de las inclemencias propias de los climas más fríos.

Además, una cubierta adecuada para el compresor, suma el beneficio de integrar el equipo con el entorno disimulándolo fácilmente.

En Das Creativa te ayudamos a mejorar el rendimiento y la vida útil de tu equipo aerotérmico o bomba de calor protegiéndolo del temporal. Fabricamos cubiertas de aluminio personalizadas en color y forma para cada equipo. Con una garantía de 10 años.

¿Necesitas más información? ¡Contáctanos!